Slideshow

Imagen extraída del libro Memoria de Vejer, editado por la Sociedad Vejeriega de Amigos del País.

Historia

“El Punto” era la forma popular de denominar en Vejer de la Frontera a las casetas que existían en cada una de las entradas al pueblo para el cobro de los arbitrios y tasas municipales sobre el tráfico de mercancías. Existían cinco puntos, uno en el cruce de caminos de la actual Avda. Los Remedios y la Avda. Andalucía, para aquellos que entraban por la calzada de la Cruz de Conil; otro punto se situaba en la Cuesta del Cagajón o Cuesta del Concejo, y era conocido popularmente como Punto Pastelero; un tercer punto se encontraba en la Cuesta de la Barca; el cuarto se situaba en la actual Avda. San Miguel, para quienes entraban desde Barbate; y por último, el llamado Punto del Chorrillo, situado junto a lo que hoy es Bar El Punto, para aquellos que entraban al pueblo provenientes de Los Carrascales y San Ambrosio.

Fue en 1987 cuando Diego Barroso Castro abrió por primera vez las puertas de El Punto, un pequeño negocio familiar ubicado en una nueva zona de expansión de Vejer de la Frontera. Su carácter amigable y campechano le permitió tener muy pronto hacerse con una fiel clientela aficionada a su humilde pero deliciosa carta de tapas y raciones, destacando los clásicos montaditos. Así sacaba el máximo partido a la pequeña cocina que entonces tenía el establecimiento.

En febrero de 1992 fallece Diego Barroso, cediendo el testigo del negocio familiar a sus hijos, Antonio Ramón y Diego, que, a pesar de su juventud, se ponen al frente del bar y luchan para mantenerlo y mejorarlo bajo la tutela y el asesoramiento de su madre que, detrás de los fogones, siempre ha sido el puntal y la guía. Seguir la trayectoria y mantener el espíritu del padre, manteniendo la alegría y la simpatía tras la barra, son uno de los pilares fundamentales de El Punto.

La mejora de las instalaciones y la ampliación de la oferta gastronómica siempre ha sido un objetivo prioritario para los hermanos Barroso Navarro. Así, se han realizado mejoras que han permitido configurar al Bar El Punto como un bar restaurante moderno y cómodo, con una decoración interior basada en el calor de la madera que le aportan el carácter acogedor que tanto caracteriza a esta familia.

Su amplia zona de barra, sumada al salón interior climatizado y a su gran terraza aclimatada permite ofrecer un gran servicio a los numerosos vejeriegos y visitantes que optan por disfrutar de su cocina.

Una cocina que durante décadas ha deleitado los paladares más exigentes con elaboraciones míticas como las sabrosas carnes a la parrilla, la costilla a la pimienta, las colitas de langosta o los huevos de choco. Ahora se alía con la innovación y actualización de una carta en la que cada semana se suman alternativas para una clientela que sabe valorar la buena mesa.

El trato familiar y cercano y las ganas de disfrutar la vida han marcado el día a día que han ido configurando, con tesón, esfuerzo y dedicación, las casi tres décadas de historia de El Punto, uno de los bares más auténticos de Vejer de la Frontera.

Bar el Punto Vejer
Bar el Punto Vejer
Bar el Punto Vejer